jueves, 6 de junio de 2013

El Juego de la Oca - Zafiro

 EL JUEGO DE LA OCA

Zafiro (1989).
Programa: Cesar Gimenez.
Graficos: Alberto Herraiz del Olmo.
Tipo: Juego de mesa.
Memoria: 48/128K.




Aceptable pantalla de presentación. Al menos se ve cierto esmero en ella (podía haber sido peor), y durante el juego las casillas, como veréis, tienen su correspondiente dibujo.



Para empezar la review de este atípico juego, tengo que reconocer que en su momento llegó a intrigarme bastante cuando compraba la Microhobby y solía echar un vistazo al catálogo de Tele Juegos. Ahí aparecía, en la zona de juegos baratos, a 395 ptas, con una carátula que no me sonaba de nada (el juego nunca fue comentado en la propia Microhobby), y con una temática que se salía de lo normal: una versión para Spectrum de un juego de mesa español (aunque su origen parece ser griego o italiano). 



Importantísima información antes de jugar, hay que conocer las reglas de la Oca :D
Me pregunto cuánto tardó en programarse este juego...




Una de las grandes ventajas de la era Internet es el tener la posibilidad de por fin poder probar y jugar tanto software de Spectrum que se nos quedó en el tintero en aquella época, de esta manera siempre había casos como el del juego de Zafiro, casos en los que la curiosidad de no saber prácticamente nada del juego, aún después de más de 20 años, acrecentaba las ganas de ver como era en realidad . Y tengo que decir que ni siquiera recuerdo haberlo probado nunca en emulador; todo estaba destinado a poder tener una copia física para poder cargarlo y jugarlo en un Spectrum, tal y como hubiera hecho en 1989 si lo hubiera pedido a Telejuegos (¡estuve a punto un par de veces, menos mal!).



Ahí estamos a punto de empezar la partida...Habrás apostado algo con el otro jugador, ¿no? Hay que darle un poco de vidilla al juego...




Pues bien, el misterio se resolvió hace no mucho, y no precisamente con grandes y agradables sorpresas, sino con la resignación de ver que el juego es una simple conversión, llana y sencilla, del juego de la Oca al Spectrum. Sin aditivos de ninguna clase, sin modos de juego, sin variaciones o modificaciones. En su momento me sorprendió ver que un juego español no era comentado en MH, y de hecho llegué a pensar que podría ser la versión española (traducción) de un juego británico (de los que en ocasiones no se realizaban reviews en MH, seguramente por la enorme cantidad mensual de juegos a comentar, que obligaba a dejar algunos fuera). Jugando este Juego de la Oca, es fácil darse cuenta ahora de las razones por las que no fue comentado. Es simple: además de que su nivel técnico no es una gran maravilla, encima apareció por 1989, época en la que los juegos de Spectrum ya habían adquirido cierta complejidad. Comentar un juego en el que lo único que hacemos es pulsar una tecla para tirar un dado virtual no hubiera merecido la pena. Y aún así, yo creo que el hecho de no haber aparecido en sus páginas probablemente le supuso una ventaja, ya que seguramente más de un incauto compraría el juego ante el desconocimiento que tenían de él, pensando que podría ser algo divertido.



De Oca a Oca y tiro...la verdad que aunque el juego es muy simple, el propio juego de tablero lo es también.



Hablando estrictamente del juego, en realidad no se le pueden poner muchas pegas, si tenemos en cuenta la manera en que se convirtió el famoso juego de mesa a bytes. Los gráficos al menos son medio simpáticos, ninguna maravilla, pero al menos algo se trabajó al respecto. Las diferentes casillas tienen diferentes dibujos (aunque se repiten al cabo de cierto número), al estilo del juego de mesa. Los efectos de sonido son simples, que serán exclusivos de la version 128K, y no existe ninguna melodía ni en el menú ni durante el juego. No creo que fuera por temas de memoria, por cierto!



¡Eres un crack! Ya has llegado a la oca final, y ahora, ¿qué?



Entonces, ¿qué es lo que hacemos una vez cargamos el programa? Pues simplemente limitarnos a pulsar una tecla para tirar los dados y punto. La ficha se moverá sola, y así irán haciendo sucesivamente todos los jugadores que hayamos seleccionado para jugar. Simple, lo mismo que el juego de mesa. La única emoción es ver cuando tiramos el dado cuál es el resultado del mismo, para comprobar si vamos a otra oca o a la muerte. Como el juego de la oca diréis, sí, pero en vivo al menos movemos el cubilete y podemos gastar bromas, como empujar al hermano/a en el momento de tirar el dado :D, como hacíamos de peques.
El único publico que se me ocurre podría haber disfrutado algo de este juego hubiera sido jóvenes muy muy jóvenes, a los que sus hermanos mayores les cargaban el juego en el Spectrum y les dejaban jugar con él. O eso o gente ya mayorcita que lo cargara después de venir de fiesta con los amigos por hacer unas risas.
La verdad que ante la sencillez del juego, algo más podría haberse intentado. Algún modo de juego diferente, diferentes tableros de mayor/menor dificultad, incluir el Parchís en la otra cara del tablero (virtual), no sé, algo para hacer al juego algo menos soso.
Al menos tuve finalmente la posibilidad de satisfacer mi curiosidad despues de más de 20 años, comprobando cómo era el juego en realidad, desvelando otro misterio Spectrum más, ¡gracias a Ebay en este caso!
Eso sí, es una conversión 100% fiel al Juego de la Oca real, pero claro, al final todo el mundo acababa jugando al Parchis en aquella época, ¡por algo sería!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada