domingo, 29 de junio de 2014

Beastie Feastie - Beyker Soft

BEASTIE FEASTIE
 
Beyker Soft (2005)
Programa: Beyker
Gráficos: Beyker
Sonido: Beyker
Tipo: Arcade: plataformas
Memoria: 128K (solo compatible con modelos +2A/+3)




Colorida y bizarra pantalla de presentación del juego. Ese extraño ser azul es el protagonista del juego.




Beastie Feastie fue el juego que Beyker presentó al concurso Arcade organizado por Radastan, allá por el año 2005. Fue el único participante, y por tanto el ganador, pero no hay que restarle ningún mérito a este gran programa del bueno de Sergio (Beykersoft). Beastie Feastie para Spectrum es la conversión del juego de mismo nombre de EPOS Corporation y manufacturada por Cardinal Amusement Products, en el año 1984. El juego en sí es la típica aventura plataformera de mediados de los 80, a pantalla fija, con gráficos simples, pero de resultado bastante, bastante adictivo. La conversión de Spectrum es bastante fiel al juego original, por lo que podremos disfrutar en nuestros ZX del espíritu y la esencia del arcade. Como curiosidad, merece la pena ecordar la historia detrás de este juego de Beyker; y es que, la versión disponible en Internet, y la única que se llegó a completar, es una versión recortada (con 16 niveles, en lugar de los 24 del coin op), que se presentó así para participar en el concurso de Radastan, con la idea de, posteriormente, realizar la versión completa, con los 24 niveles del juego original, y lanzarla a través del sello de Computer Emuzone Games Studio. El caso es que la carátula del juego para CEZ GS incluso llegó a realizarse, con el logo incluído, pero dicha versión del juego mejorada nunca llegó a programarse.




Ahora ya sabéis por qué aparece el logo de CEZ GS en el inicio de la carga del juego...



 
Volviendo al juego, decir que tanto a nivel gráfico, diseño de niveles y acciones, el juego es muy reconocible al compararlo con la recreativa. Quizás lo único que quede un poco por detrás sea la rapidez de movimientos de Toby (la masa viscosa que manejamos), que en Spectrum presenta una ligera ralentización, (aunque ya hablaremos de eso más tarde en los aspectos técnicos del juego).
Por comentar un poco la historia en la que se basa la recreativa y el juego de Spectrum, Toby, la masa hambrienta y viscosa, deberá comerse todas las frutas y otros alimentos que aparezcan en cada pantalla para poder pasar al siguiente nivel. No todo será tan fácil, ya que cada planta de cada pantalla está poblada de diversos enemigos, cuyo comportamiento y capacidad para incordiar varía en función del tipo en cuestión.











 











A la izquierda, la versión Spectrum y a la derecha, la recreativa original. En el menú inicial la versión Spectrum es incluso superior, con mayor número de detalles, y conservando el logo original del juego; una muestra del cuidado que le puso Beyker a la conversión.








Al principio nos enfrentaremos a enemigos más sencillos, que se limitan a andar constantemente de un lado a otro, pero según avancemos, estos tendrán la capacidad de usar ascensores y tener un movimiento algo más imprevisible. Para acceder a las diferentes plantas tendremos que hacer uso de los ascensores que, generalmente, se reparten de manera bastante generosa, pero claro, no solo Toby podrá usarlos (previa llamada al botón situado al lado del ascensor correspondiente), sino que muchos de los enemigos también se apuntarán a la moda de subir y bajar a lo loco. El problema es que los ascensores son bastante peligrosos, ya que un toque con cualquiera de ellos que suba o baje supondrá la pérdida instantánea de una vida. Aunque, eso sí, podemos usarlos al mismo tiempo como arma contra los monstruos, subiendo o bajando (espachurrando :D) sobre ellos (para lo que habrá que calcular bien el momento en que uno se sube al ascensor y empieza el ascenso o descenso hacia otra planta). Aparte, la masa azul tiene la capacidad de pegarse al techo de cada planta, con lo que será inalcanzable al contacto de los enemigos. Una posibilidad que le da un gran punto extra a la acción, especialmente porque si cuando caemos del techo hay un enemigo justo debajo nuestro, podremos eliminarlo temporalmente. Así que podemos ver que, a pesar de tratarse de una recreativa de simple desarrollo y concepto, tiene bastantes detallitos que la hacen muy aprovechable y divertida. La conversión de Spectrum no es una excepción, y en general nos proporcionará muy buenos ratos tratando de superar los 16 niveles.
 







 















De nuevo, versión ZX a la izquierda, y coin op a la derecha. La pantalla de acción en la versión Spectrum es diferente, siendo más ancha que alta, mientras que la recreativa disponía de un display en pantalla más alto que ancho, que favorecía y aumentaba la sensación de estar subiendo y bajando pisos constantemente. Probablemente hubiera sido muy difícil conseguir algo así en Spectrum, pero no es para nada un hándicap. Comparando pantallas podéis de nuevo daros cuenta de que el grado de fidelidad es más que digno.


 
 
 
Yéndonos un poco más en profundidad ya en la versión ZX, remarcar que el juego fue programado en BASIC compilado, hecho que demuestra la versatilidad de este lenguaje en el Spectrum, que además viene ni que pintado para todos estos juegos de mediados-principios de los 80. Visualmente, Beyker respetó bastante el aspecto de la coin op original, y todo es muy reconocible. Tanto el protagonista y su animación al moverse (bastante graciosa) y pegarse al techo, como los enemigos y los niveles, son muy similares a los de la máquina arcade. Con un poco de colour clash, pero bastante colorido y simpático, Beyker consiguió capturar el look de manera meritoria. También el menú principal del juego respeta la fuente del logo de la recreativa, dándole un toque más de fidelidad.
Respecto al sonido, tenemos una simple  melodía en el menú inicial, que, aunque no es una grandisíma maravilla, siempre viene bien para darle un poco de alegría al conjunto. Aparte, habrá dos temás más, uno corto cuando pasamos de nivel, y otro cuando perdemos todas las vidas y nos envían a la pantalla de Continue. Otros simples efectos de sonido al moverse, recoger comida, y eliminar enemigos se escucharán durante la partida. Sin llegar a ser excepcional, es un buen detalle que se haya cuidado este aspecto.
 








 














Como véis en la screenshot del arcade, Toby puede quedarse pegado indefinidamente en el techo, y caer sobre un enemigo para hacerlo desaparecer temporalmente (técnica también disponible en la versión Spectrum). El problema será que, al cabo de un tiempo, éste volverá a aparecer sin previo aviso, costándonos muchas veces la vida al no acordarnos de la aparición del enemigo. Por eso es recomendable ser cauto, y conviene, por si las moscas, permanecer ahí arriba hasta que vuelva a aparecer, si creemos que lo hará pronto. Podéis ver también en ambas capturas que los extremos de cada piso están en muchas ocasiones abiertos a la derecha e izquierda, cosa que se puede aprovechar para salir por uno y aparecer en el otro. Claro, los enemigos también han aprendido el truco...


 


El movimiento quizás es el único apartado que flaquee un poco en el juego. El problema, aunque leve, es que la respuesta de Toby a la pulsación de las teclas puede ser un pelín dura a veces. En algunas circunstancias puede fastidiar al necesitarse una rápida reacción debido a la presencia de numerosos enemigos/ascensores. Tampoco es que sea excesivamente molesta, pero en el caso de que finalmente se intente lanzar la versión completa con los 24 niveles, este sería el único aspecto que podría mejorarse un poco. Sin embargo, con un poco de práctica y partidas de entrenamiento, te puedes sobreponer sin grandes problemas a esto.


Beastie Feastie presenta una dificultad media tirando a elevada, ya que en algunos niveles, la combinación de enemigos, ascensores, y limite de tiempo hará que perdáis numerosas vidas. Por ello quizás, Beyker implementó en el juego la posibilidad de continuar tantas veces como el jugador quisiera, sin necesidad de pokes o cheats, lo que personalmente me parece una excelente idea, porque las vidas iniciales con las que contamos son a todas luces insuficientes. Si quieres un reto, te puedes autoimponer un  numero máximo de continues, aunque personalmente, y viendo el nivel de dificultad, es más divertido intentar llegar al final del juego utilizando los continues que hagan falta, que ya será un desafío importante.

 
Es increíble ver como una gran cantidad de juegos de plataformas o arcade de mediados de los 80 presentan tales niveles de simpleza y a su mismo tiempo adictividad, adicción y diversión. El caso de Beastie Feastie no es diferente, y la combinación de plataformas, ascensores, enemigos pululando, diferentes estrategias para superar cada nivel, diferentes formas de afrontar los enemigos, eliminándolos o bien evitándolos, la posibilidad de atravesar los extremos de la pantalla para aparecer en el opuesto, el tiempo acuciándonos…lo convierten en un programa disfrutable, y será cuando estés atrapado intentando superar los niveles más altos cuando te des cuenta del nivel de diversión que has estado disfrutando con esta conversión que, oficialmente en la época comercial, nunca vio la luz en Spectrum.
Desde aquí animo a Beyker que saque la versión completa con los 24 niveles, con algún retoque, como el comentado del movimiento, y con su carátula y edición física.




 

1 comentario: